martes, 23 de agosto de 2016

Se acerca un asteroide que causaría una destrucción total.


16 de marzo de 2880. Esa puede ser la fecha fatal y final para la especie humana. Porque ese es el día en que, según los cálculos de los científicos, un gran asteroide chocará contra la Tierra produciendo una destrucción total. Expertos de la Universidad de Tennessee son los encargados de observar a esta enorme roca que gira a una velocidad endemoniada y, contra lo que podría esperarse, no se ha deshecho en mil pedazos hasta el momento… por lo que podría no hacerlo nunca. Y, en efecto, si gracias a las fuerzas cohesivas entre partículas se mantiene entera, a la humanidad no le quedará más que despedirse para siempre.  El asteroide mide mil metros de diámetro y tarda apenas dos horas y seis minutos en dar una vuelta sobre sí mismo. Y sin embargo, lamentablemente, no se desintegra.

Algunos científicos, que eligen mirar el lado positivo de las cosas, como Ben Rozitis, proponen que entender por qué este asteroide se mantiene entero podría ayudar a crear una estrategia para evitar posibles impactos futuros. Es una buena perspectiva; no obstante, la amenazadora roca avanza hacia la Tierra a una velocidad de 15 kilómetros por segundo y su impacto sería comparable con la explosión de 44.800 megatones de dinamita; es decir, incomparable. Este asteroide fue visto por primera vez en 1950 y se lo volvió a ver el 31 de diciembre de 2000; a pesar de todo, los científicos creen que durante el tiempo que todavía tardará en llegar a nuestro planeta, los científicos desarrollarán la solución para su visita.

FUENTE E IMÁGENES.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los que envían los comentarios son responsables del contenido.