viernes, 20 de marzo de 2015

Canciller argentino: EEUU debe dejar sin efecto la orden ejecutiva

El canciller argentino, Héctor Timerman, señaló que si algún país tiene problemas con otro debe resolverse por medio del diálogo.

El canciller argentino, Héctor Timerman, señaló que si algún país tiene problemas con otro debe resolverse por medio del diálogo.

Credito: TeleSUR

VIDEO  

19 Mar. 2015 - El canciller argentino Héctor Timerman dijo que por más que el representante de EE.UU. diga que Venezuela no es una amenaza "la historia nos indica que termina siendo un desastre en nuestra región".
El canciller de Argentina, Héctor Timerman, en su participación en la sesión extraordinaria de la Organización de Estados Americanos (OEA), manifestó que el primer paso que debe dar Estados Unidos es dejar sin efecto la orden ejecutiva contra Venezuela.
El canciller señaló que si Venezuela no es una amenaza para EE.UU., "no entiendo entonces por qué se aplica una medida tan drástrica como la orden ejecutiva que impone ciertas medidas que son de extrema gravedad para Venezuela".
Timerman explicó que "cuando uno escucha hablar de una orden ejecutiva, por más que el representante de EE.UU. diga que no es una amenaza (...) la historia nos indica que termina siendo un desastre en nuestra región".
"Sugiero que si un país tiene algún problema con otro país en vez de tomar medidas unilaterales basado en su poderío económico, financiero y militar, esos problemas sean traídos a la OEA o a cualquier otro organismo de los cuales también somos miembros para poder discutirlos entre todos y resolverlos, pero no tomar medidas unilaterales", finalizó el canciller.
En contexto
El pasado lunes 9 de marzo, el presidente estadounidense, Barack Obama, anunció la implementación de nuevas sanciones contra Venezuela por supuestas violaciones de derechos humanos y declaró una situación de "emergencia nacional" por el "riesgo extraordinario" que supone la situación en ese país para la seguridad de EE.UU.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los que envían los comentarios son responsables del contenido.