domingo, 9 de marzo de 2014

“Cambio de régimen” .

Eleazar Díaz Rangel
Eleazar Díaz Rangel


Nunca, gobierno venezolano alguno, desde 1830, ha sido objeto de una campaña mediática internacional como la de ahora contra Hugo Chávez y, especialmente, en estos meses contra el presidente Nicolás Maduro. Se ha denunciado la deformación de la realidad venezolana en la mayoría de los medios en el exterior, los despachos de las agencias noticiosas y de los servicios de televisión -comenzando por CNN-, que influyen de manera decisiva en sus usuarios.

Cualquier encuesta que se hiciera en España, por ejemplo, revelaría que un altísimo porcentaje de sus ciudadanos tiene las peores opiniones de nuestro país, de Chávez y del Gobierno, situación que se repite en la mayoría de los países latinoamericanos, en EEUU y muchos europeos.

A esa campaña se suma ahora la decisión de tres organismos agrupadores de periódicos de América Latina, que acordaron publicar una página diaria sobre (contra) Venezuela en sus 82 periódicos afiliados. Esto no se había visto nunca, en ninguna época de la historia de la humanidad, contra ningún país, ni siquiera contra Alemania en la II Guerra Mundial.

Es cierto que todos los días se escribía sobre la guerra y contra los nazis, pero nunca como producto de una resolución de algún organismo. Ahora gestionan que más diarios venezolanos se sumen a esa campaña publicando la página que les enviarán cada día contra el Gobierno. ¿Se imaginan lo que significará en América Latina?

¿Cómo interpretarla? No se trata, por supuesto, de informar mejor; es evidente que se proponen desinformar más, en forma organizada, con un propósito que va más allá del periodismo y de la verdad. Como no se preguntaron por cuánto tiempo, es de suponer que actúan siguiendo la consigna “hasta que caiga el Gobierno”.

Y una decisión que comprometa a tantos diarios, seguramente los de mayor circulación en la región, no se explica si no es por los vasos comunicantes que algunas de esas organizaciones (GDA, Andidiarios y PAL) tiene con los centros de poder mundial (*).

Guarimbas. El nuevo presidente de la Cadena Capriles, Dr. David De Lima, hablando de las guarimbas comentaba que eran buen tema para la investigación periodística. Partiendo de la articulación que existe en sus acciones, así como los destrozos causados, los métodos usados y sus reales propósitos, oportuno es averiguar cuántas operan en las principales ciudades, y aquí en Caracas, cómo han coincidido en horarios de acción, quién o quiénes les suministran materiales para obstruir avenidas, cómo y dónde planifican nacionalmente, cómo se comunican, quién o quiénes las financian, etc.

Dos triunfos. A quienes en la oposición y los “expertos” insisten en hablar del aislamiento de Venezuela, de cómo su política exterior está cargada de fracasos, debió caerles como un baño de agua fría la decisión de la OEA, pues pese a los esfuerzos de EEUU, Canadá, y México, no pudieron tener mayoría para convocar a una asamblea que estudiara “el caso Venezuela”, y aprobaron 29 a 3 una resolución de apoyo al diálogo iniciado por el Gobierno de Venezuela. No se habían repuesto de ese baño cuando les cayó otro balde.

Esta vez fue de Unasur donde, como se informó, había dos países que se oponían a convocarla (¿Colombia? ¿Chile?), y por los benditos estatutos se requería unanimidad. Pues bien, todos fueron finalmente convencidos por las gestiones venezolanas, y se reunirá el miércoles próximo en Santiago de Chile.

Táchira. Por años se tuvo al Zulia como centro de alguna acción secesionista, hasta ahora, cuando se denunció la existencia de propuestas de independizar los estados andinos y Zulia, tratando de repetir un movimiento similar en Bolivia, denominado la media luna. Ahora se hace pasar como movimiento demócrata liberal, que llama a “emprender un camino secesionista, para contener y poner fin a esta masacre”.

Antecedentes parece tener en 1948, cuando Rómulo Betancourt presidía la Junta Revolucionaria de Gobierno, y aparecieron convocatorias para separar al Táchira de Venezuela; el asunto fue de tal interés, que el diario Agencia Comercial de Carúpano (05-02-48) lo recoge en la nota Ambiente caldeado en el Táchira, que me envía José Leonardo Núñez. Hoy denuncia el gobernador Vielma Mora que reaparecen tales intentos en medio de una oleada de corresponsales extranjeros que hacen aparecer al Táchira como el epicentro de la rebelión en Venezuela.

(*) Escribir a jairdesouza@ gmail.com, para que reciban Washington busca un cambio de régimen en Venezuela, del periodista estadounidense Garry Leech.

Mi breve artículo “Tenemos Patria”, generó varios comentarios de lectores. Uno de ellos, muy sentido, de María Elvira González, y otro de Daniela Savelli, quien me pregunta: “¿Dónde queda en tu descripción histórica Pérez Alfonzo..?”. La verdad, la pregunta debió hacérsela a Rómulo Betancourt, quien en su mensaje anual del 11 de marzo de 1961 le dedica un párrafo de unas 170 palabras a la creación de la Opep, pero no menciona a Pérez Alfonzo!

Creo que casos de ofensas a una personalidad pública, comenzando por el Presidente de la República, son una responsabilidad personal. Si un articulista o colaborador de un medio impreso ofendiere a un diputado, sólo esa persona debe responder ante los tribunales en el supuesto de una acusación penal. No entiendo por qué debe involucrarse al medio que lo publicó, salvo que se identifique o se muestre solidario con lo publicado. Los artículos 148 y 149 del Código Penal, y otros específicos, solo contemplan penas al responsable de la ofensa. Hace años, Miguel Ángel Capriles fue acusado de difamación e injuria por un artículo firmado con seudónimo; el tribunal no pudo establecer su identidad, y no teniendo director el periódico, fue preso el editor. Era distinto.

El golpe de Estado en Ucrania, con apoyo de EEUU y la Unión Europea (UE), está dirigido contra Rusia, pues Kiev no sólo se incorpora a la UE, sino a la Otan para completar el cerco a Rusia. Después de Hungría, República Checa y Polonia, que ingresaron en 1999, se han incorporado otros cinco países limítrofes con Rusia. Pero ninguno como Ucrania para amenazar los intereses rusos.

Y a propósito de la Otan, Colombia refuerza su “alianza estratégica” con ese organismo, que le ha enviado al presidente Santos un diploma de “certificación de procedimientos y medidas de seguridad de información”. Que uno no sabe si guardan relación con las investigaciones abiertas en ese país por espionaje interno y hasta de intercepción de correspondencia del Presidente.

En plena acción los Juegos Deportivos Suramericanos. Nueva prueba para el deporte venezolano, que viene de perder los Bolivarianos con Colombia. En opinión de expertos, no le será posible mantener el tercer lugar obtenido en los Juegos anteriores. Ahora tendrá competidores como Brasil, Argentina, Colombia y, eventualmente, el país sede: Chile, con delegaciones fortalecidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los que envían los comentarios son responsables del contenido.