martes, 4 de octubre de 2011

Teoría del Empleo de Keynes


LA TEORÍA DEL EMPLEO DE KEYNES
El propósito de este tema es analizar cómo se pueden representar el gasto agregado (o demanda agregada) y la producción agregada (u oferta agregada), establecer por qué puede existir equilibrio sin pleno empleo, e identificar el proceso del multiplicador.
TEORÍA DEL EMPLEO DE KEYNES
El objetivo de la teoría del empleo de Keynes es ofrecer una solución para los períodos de desempleo excesivo (recesión). Esta solución está ligada a la idea de que el empleo depende de lo que las empresas necesitan producir, y su nivel de producción, a su vez, depende de lo que piensan comprar los ciudadanos y las empresas: esto es lo que Keynes denomina gasto agregado.
Durante la gran depresión, la gente temía gastar. Las empresas eran reticentes a emplear trabajadores porque no esperaban ningún aumento en las ventas, especialmente en los sectores dominantes de la economía, como el del automóvil.

GASTO AGREGADO O DEMANDA AGREGADA

El gasto agregado (en la opinión de Keynes) es la clave de la actividad económica, es decir, lo que las familias, los negocios y el gobierno piensan comprar determina lo que las empresas acabarán produciendo. En la primera etapa del análisis, un modelo simplificado excluye al gobierno, supone que no existe un sector extranjero, y que el nivel de renta o ingreso real (y no los precios) es el determinante principal del gasto agregado.
Cuando una familia considera la compra de un automóvil o la instalación de nuevos electrodomésticos en casa, la decisión se toma tras reflexionar mucho tiempo, teniendo en cuenta la situación a largo plazo de la familia. Tales compras son los componentes principales del gasto agregado, aparte de las compras corrientes de alimentos, ropa, etc.

COMPONENTES DEL GASTO AGREGADO

El gasto agregado (GA) es la suma de lo que las familias planean comprar (o consumo C) y lo que las empresas planean comprar como capital (o inversión I): GA=C+I
Más adelante, el modelo también incluirá las compras del gobierno (G).
Se deben incluir en el gasto agregado toda clase de compras: extranjeras y domésticas, públicas y privadas. Por ejemplo, un elemento importante sería cuántas computadoras estadounidenses van a comprar los extranjeros el año que viene. Sin embargo, las compras gubernamentales y extranjeras se ven afectadas también por factores distintos a las condiciones económicas puramente domésticas.

CONSUMO

El consumo es lo que desean o planean comprar las personas (o las familias). Su capacidad de consumo depende totalmente de su renta o ingreso. La renta que no se consume se guarda para un futuro consumo: es el ahorro.
Lo interesante no es el consumo físico, como por ejemplo el uso de un automóvil, sino la pauta temporal de compras. Si los miembros de una familia necesitan conducir para ir al trabajo, tendrán que tener un automóvil, sea nuevo o muy viejo. La compra de un automóvil se puede posponer. El motivo por el que una familia compra un automóvil ahora es de gran interés para los economistas: ese tipo de compra es consumo.

DETERMINANTES DEL CONSUMO

El determinante principal del consumo es la voluntad o tendencia a utilizar la renta real para adquirir bienes y servicios. Así, el consumo y la renta están directamente relacionados. Otros determinantes del consumo son el nivel de precios, la riqueza, la cantidad de bienes duraderos, el grado de endeudamiento y las expectativas que se tengan sobre el futuro.
El modo en que una familia ve sus ingresos es lo que le permite estar segura de que podrá hacer frente a los pagos necesarios o de que puede permitirse utilizar sus ahorros para comprar un automóvil. Si no confía en el nivel actual y futuro de sus ingresos, puede que decida seguir con el mismo automóvil otro año más.

ESTABILIDAD DEL CONSUMO

La pauta del consumo tiende a ser bastante estable. El consumo experimenta desplazamientos hacia arriba con el tiempo, pero la proporción de ingresos dedicada al consumo sigue siendo aproximadamente la misma.
Las estadísticas demuestran que el consumo, o sea, las compras de las familias, es el componente más estable del gasto agregado.

LA PROPENSIÓN MEDIA A CONSUMIR (o AL CONSUMO)

La voluntad de utilizar una proporción de los ingresos (Y) para el consumo (C) se conoce como Propensión Media a Consumir (o al consumo) (PMeC): PMeC=C/Y. Cuando los ingresos aumentan, la propensión media a consumir disminuye. Un ejemplo de ello es el hecho de que las personas adineradas consumen una proporción menor de sus ingresos que los individuos más pobres, que pueden verse obligados a recibir dinero de otros.
Si los ingresos de una familia son 50.000 $ al año y esa familia gasta 45.000 $, la Propensión Media a Consumir es PMeC = 45.000/50.000 = 0,9 o 90%.

LA PROPENSIÓN MARGINAL AL CONSUMO

La propensión marginal al consumo (PMaC) es la proporción de consumo adicional (dC) que tiene lugar por un aumento de ingresos (dY):
PMaC=dC/dY
La PMaC es la pendiente de la línea de consumo. Es constante, reflejando una pauta estable de consumo en nuestra sociedad.
Si los ingresos de una familia aumentan en 1.000 $ y la familia decide comprar otra televisión que cuesta 600 $ con los ingresos extra, la propensión marginal al consumo es PMaC = 600/1000 = 0,6 o 60%.

AHORRO

El ahorro es lo que queda de los ingresos después de descontar el consumo. El determinante principal del ahorro es el nivel de renta real. Cuanto más altos sean los ingresos, mayor será la capacidad y el deseo de ahorrar.
El ahorro permite consumir en el futuro. En la sociedad actual, una gran parte del ahorro es institucional. Por ejemplo, las cotizaciones a la Seguridad Social y las deducciones de los planes de pensiones son una forma de ahorro. Las empresas también ahorran cuando reservan fondos para reponer sus bienes de capital (depreciación acumulada).

PROPENSIÓN MEDIA A AHORRAR (o AL AHORRO)

La disposición de las personas a ahorrar (S) una parte de sus ingresos se denomina propensión media a ahorrar (PMeS): PMeS=S/Y.
Si una familia gana 50.000 $ y ahorra 5.000 $ al año, la propensión media a ahorrar es PMeS = 5.000/50.000 = 0,1 o 10%.

PROPENSIÓN MARGINAL AL AHORRO

La propensión marginal al ahorro (PMaS) es la proporción de dinero adicional que se ahorra (dS) de los ingresos suplementarios (dY): PMaS=dS/dY.
Si representamos la función del ahorro como una recta S= -a + (1-b)Y, la pendiente (1-b) representa la PMaS (observe que b sigue representando la PMaC). Como los ingresos solamente pueden gastarse o ahorrarse, la suma de las propensiones marginales a consumir y ahorrar es 1: PMaC+PMaS=1.
Si una familia recibe un aumento de ingresos de 1.000 $ y decide ahorrar 400 $ de ese aumento, la propensión marginal al ahorro es PMaS = 400/1.000 = 0,4 o 40%.

DETERMINANTES DE LA INVERSIÓN

La inversión está determinada por la tasa de rendimiento de distintos proyectos factibles y por el coste de los préstamos (o tipo de interés). La pauta de la tasa de rendimiento revela la demanda de inversión (también conocida como eficacia marginal de la inversión): es inversamente proporcional a los tipos de interés. El coste de un préstamo o tipo de interés se determina en el mercado de valores y es resultado de la política monetaria.
La mayoría de las empresas elaboran sus planes de inversión en curso con ayuda de planes a largo plazo y del cálculo de un presupuesto de capital. Los pronósticos de ventas son los determinantes principales de estos cálculos, es decir que un aumento en las ventas puede generar la necesidad de invertir en bienes de capital para poder responder a la nueva demanda.

INESTABILIDAD DE LA INVERSIÓN

Además de la tasa de rendimiento, la demanda de inversión está determinada por el estado de la tecnología, el mantenimiento y el nivel del capital existente, así como las expectativas de futuras ventas. Algunos de estos factores son muy inestables, como los nuevos inventos e innovaciones y los cambios en las expectativas sobre futuras ventas. Por eso no es práctico diseñar un modelo de inversión que incluya esos factores. Es suficiente utilizar la demanda de inversión y el tipo de interés.
Históricamente, el componente de la inversión en el gasto agregado y el producto nacional bruto ha sido el más errático. En períodos de desaceleración económica, suele ser negativo, pero vuelve a crecer tan pronto mejoran las expectativas de ventas futuras.

PRODUCCIÓN AGREGADA

Recuérdese que el PNB también es la suma del ingreso nacional (o sea, el ingreso que reciben quienes aportaron recursos a las empresas), los impuestos indirectos y la depreciación (asignación por el desgaste de los bienes de capital utilizados). Si descontamos la depreciación obtenemos el PNN, o sea, el producto nacional neto, que en el modelo keynesiano se puede representar gráficamente como una diagonal.
Gráfico G-mac8.1
La producción agregada está muy relacionada con la renta nacional: de hecho, si no hubiera gobierno sería casi idéntica, ya que no tomaríamos en cuenta los impuestos indirectos a las empresas.

EQUILIBRIO DE KEYNES

El equilibrio se produce donde el gasto agregado (GA) es igual a la producción real agregada (PNN): GA= PNN, es decir, cuando la demanda agregada es igual a la oferta agregada. Si las empresas producen más, se verán forzadas a reducir la producción debido a exceso de existencias. Si producen menos, tendrán que aumentar la producción porque sus existencias se agotarán. El equilibrio puede darse por debajo del nivel de producción con pleno empleo.
Gráfico G-mac8.2
Los negocios ajustan su producción a las ventas haciendo inventario de sus existencias. Si las existencias son insuficientes, aumentan la producción. Si las existencias son excesivas, la producción se reduce.

FILTRACIONES

El ahorro se puede ver como una filtración de fondos que salen del modelo de flujo circular. (Los impuestos y las importaciones son también una forma de filtración).
Si se ve la economía como un flujo circular de fondos similar a un motor en el que los fondos son el combustible, una pérdida de fondos debido al ahorro causaría una desaceleración de la economía del mismo modo que una pérdida de combustible afectaría al motor.

INYECCIÓN

La inversión se puede ver como una forma de inyección de fondos en el modelo de flujo circular (las exportaciones también serían una inyección). En general, puede verse que las inyecciones compensan las filtraciones y que para que haya equilibrio, lo que se requiere es que la suma de las filtraciones de cualquier origen sea equivalente a las inyecciones de cualquier origen.
En la comparación entre el flujo circular de dinero y el motor, una nueva entrada de fondos acelera la economía al igual que una inyección adicional de combustible acelera el motor.

EQUILIBRIO INYECCIÓN-FILTRACIÓN

El equilibrio en el gráfico de inyección-filtración se encuentra en el punto en que el ahorro es igual a la inversión: S= I. Si las empresas producen más, tendrá lugar un ahorro involuntario en forma de acumulación de existencias. Si las empresas produjeran menos, se daría un derroche en forma de agotamiento de existencias.
Gráfico G-mac8.3
Muchos automóviles modernos están equipados con dispositivos para la recirculación del vapor que devuelven al motor el combustible evaporado en el depósito y en el carburador, minimizando la pérdida de energía. Este proceso es similar al modelo circular de flujo del dinero.

EFECTO MULTIPLICADOR

El efecto multiplicador M procede del hecho de que un cambio positivo en el gasto previsto por las familias o las empresas requerirá un cambio en la producción que creará nuevos puestos de trabajo. Esto dará lugar a nuevos ingresos que, a su vez, causarán de nuevo un incremento en la demanda agregada. Las fases sucesivas se suman, por lo que un pequeño cambio en la demanda agregada (dDA) causa un cambio múltiple (M) en el Producto Nacional Neto (dPNN) M=dPNN/dDA.
¡Piense por cuántas manos ha pasado el dinero que tiene en su billetera! Un pago por una compra adicional no acabará ahí, sino que creará ingresos para varias personas sucesivamente. Cada persona, en este proceso, decidirá qué hacer con este ingreso, de acuerdo con su propia propensión marginal al consumo o al ahorro. Ése es el efecto multiplicador.

MULTIPLICADOR

El valor del multiplicador es igual al inverso de la propensión marginal a ahorrar o M = 1/PMaS = 1/(1-PMaC).
Si la propensión marginal a ahorrar es 4, el multiplicador es M = 1/PMaS= 1/0,4= 2,5.

MULTIPLICADOR COMPLEJO

Estimaciones empíricas del multiplicador, cuando se incluye el resto de formas de filtración, como los impuestos y las exportaciones, además del ahorro, arrojan un valor cercano a 2 para el multiplicador complejo de la economía americana.
Todas las formas de uso del dinero, con excepción del gasto, reducen el multiplicador. Los impuestos y la importación son dos de estas formas.

PARADOJA DE LA FRUGALIDAD

Si una sociedad procura ahorrar más, su gasto agregado disminuirá, haciendo que el equilibrio y la producción reales disminuyan también. Puesto que la producción y la renta reales se han reducido, la sociedad no podrá ahorrar más: ahorrará la misma cantidad o incluso menos que antes.
La gran depresión es un claro y deplorable ejemplo de la paradoja del ahorro. La gente intentó ahorrar más porque estaba asustada, pero su misma reticencia a gastar provocó la disminución de ingresos, pues afectó al sistema productivo ante la falta de demanda efectiva.

BRECHA RECESIONARIA

La cantidad por la cual el gasto agregado cae por debajo del nivel de pleno empleo se llama brecha recesionaria. Es el incremento que debe tener el gasto agregado para alcanzar el pleno empleo.
En Estados Unidos, la administración calcula el PNB potencial o renta de pleno empleo, que se presenta en el informe económico del presidente.

BRECHA INFLACIONARIA

La cantidad en la que el gasto agregado excede el nivel de pleno empleo se denomina diferencia inflacionaria porque tal exceso de demanda solamente puede causar inflación, ya que los negocios producen al máximo de su capacidad.
[Su opinión es importante. Si tiene un comentario, corrección o pregunta sobre este capítulo, envíenos un mensaje].

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los que envían los comentarios son responsables del contenido.