martes, 21 de septiembre de 2010

LA CUMBRE EN LA ONU


La Cumbre de la ONU oirá hoy a Irán, Venezuela y Cuba
            Anterior Siguiente La Cumbre de la ONU celebra hoy la segunda jornada de debates sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), con las intervenciones más destacadas de Irán, Venezuela y Cuba.
Líderes de todo el mundo participan en esta cumbre convocada por Naciones Unidas del 20 al 22 de septiembre para revisar y acelerar el cumplimiento de los compromisos adoptados hace diez años para entre otros objetivos, erradicar la pobreza extrema y buscar fórmulas innovadoras de ayuda al desarrollo.
Al margen de la Cumbre se celebra también este martes una reunión del Cuarteto para Oriente Medio, formado por Estados Unidos, Naciones Unidas, Unión Europea y Rusia, para abordar la marcha de las negociaciones directas entre israelíes y palestinos.
El discurso del presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, despierta especial interés en Naciones Unidas después de que la comunidad internacional impusiera el pasado junio una cuarta ronda de sanciones a Teherán por seguir adelante con su programa nuclear, del que sospechan que pueda derivar en un uso militar clandestino.
Admadineyad invitó recientemente al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a un encuentro directo en el marco de la ONU para discutir el contencioso nuclear, pero aún no ha habido una respuesta oficial de Washington.
La intervención del canciller venezolano, Nicolás Maduro, también es una de las más esperadas, en ausencia del presidente, Hugo Chávez, que decidió quedarse en su país en plena campaña por las elecciones legislativas del próximo domingo, consideradas un test para su proyecto socialista bolivariano.
El canciller cubano, Bruno Rodríguez, asumirá la representación de su país en esta Cumbre en la que tampoco estará el jefe de estado, Raúl Castro, quien no suele asistir a las reuniones internacionales.
El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, anunció el lunes que no irá a la ONU y en su lugar lo hará el canciller nicaragüense, Samuel Santos.
Entre las intervenciones previstas para hoy figuran también las de Rusia, Alemania, Afganistán y Haití.
Este lunes se celebró en Nueva York una reunión extraordinaria sobre la reconstrucción de Haití, en la que participó el enviado especial de la ONU, Bill Clinton, y una decena de ministros de Asuntos Exteriores para evaluar la ayuda financiera al país devastado por el terremoto del pasado enero.
La Cumbre de ODM precede al debate anual de la Asamblea General de la ONU del 23 al 30 de septiembre, que reúne a jefes de estado y de Gobierno y cancilleres de 192 países, y que sirve de marco para discutir sobre la actualidad internacional.
Ahmadineyad advierte de una guerra "sin límites" si EE.UU. ataca a Irán
El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, aseguró hoy que si Estados Unidos lanza o respalda un ataque contra las instalaciones nucleares de Teherán se enfrentará a una guerra "sin límites".
"Estados Unidos no comprende lo que es una guerra. Cuando una guerra estalla, no tiene límites", resaltó Ahmadineyad en declaraciones en Nueva York durante un encuentro con propietarios y responsables de medios estadounidenses.
Para el líder iraní, una agresión militar por parte de Israel con el apoyo de Washington sería considerado un acto de guerra e iniciaría un conflicto para el que los estadounidenses no están preparados.
Ahmadineyad, que asiste a la cumbre de la ONU sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), resaltó que "la guerra no es solo bombas".
Asimismo, reiteró su disposición a reunirse con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, si se produce un giro en la política de Washington hacia su país, con el que Teherán no tiene relaciones desde 1979.
Ahmadineyad también negó que sus polémicas declaraciones sobre el Holocausto durante la Segunda Guerra Mundial lo convirtieran en un antisemita y aseguró que el asesinato masivos de judíos a manos del régimen nazi fue "un acontecimiento histórico usado como pretexto para la guerra".
"Nos tenemos que preguntar dónde ocurrió este hecho y por qué el pueblo palestino sigue pagando por ello. No soy un antisemita, soy antisionista", apuntó.
El Consejo de Seguridad de la ONU impuso el pasado junio una cuarta ronda de sanciones contra Teherán por negarse a detener el enriquecimiento de uranio y obstaculizar las inspecciones internacionales de sus instalaciones nucleares.
Washington y otros países acusan a Irán de tratar de hacerse con un arsenal nuclear, mientras que el Gobierno iraní asegura que su programa atómico es exclusivamente de naturaleza pacífica.
Ahmadineyad pide un nuevo orden mundial basado en la "mentalidad divina"
El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, pidió hoy en la ONU el establecimiento en la próxima década de un nuevo orden mundial que rechace el capitalismo y conduzca a un "gobierno justo e imparcial basado en la mentalidad divina".    
"Ahora que el orden discriminatorio del capitalismo y los enfoques hegemónicos afrontan su derrota y se acercan a su fin, es esencial sostener relaciones justas y prósperas", aseguró el mandatario iraní en su intervención en la cumbre de la ONU de revisión de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).

La reunión convocada por la ONU hasta el 22 de septiembre intenta acelerar el cumplimiento de los compromisos en favor del desarrollo adoptados por la comunidad hace diez años.
La intervención del presidente iraní en el plenario de la cumbre fue algo accidentada, ya que los intérpretes del organismo mundial advirtieron en un par de ocasiones de que el escrito que se les había proporcionado podría no ajustarse a las palabras que pronunciaba Ahmadineyad en la sala.
Los últimos minutos de la intervención del líder iraní no contaron con traducción simultánea.
Según el texto del discurso proporcionado a Naciones Unidas por la delegación iraní, Ahmadineyad acusó al capitalismo liberal y las multinacionales de causar el sufrimiento de un incontable número de mujeres, hombres y niños en todo el mundo.
"Las estructuras injustas y poco democráticas de las instituciones internacionales, políticas y financieras mundiales son la razón detrás de la mayoría de las desgracias que padece la humanidad", afirmó.

Asimismo, indicó que "el tercer milenio debe ser el milenio en que persigamos un nuevo orden basado en un gobierno puro y recto en todo el mundo y en los centros de poder".
Por ello, instó a "regresar a la mentalidad divina, a nuestra verdadera naturaleza, de la que el hombre fue creado, y al gobierno justo e imparcial".
El presidente iraní precisó que es mentalidad divina parte de la "naturaleza perfeccionista y sedienta de justicia del ser humano y en la visión monoteísta", según el texto de la intervención.

"Todos debemos participar en los esfuerzos coordinados para implantar un gobierno competente en los centros del poder mundial y para asegurar la serenidad, el bienestar, la amistad, así como una paz y una seguridad sostenibles", apuntó.

Por ello, invitó a los países de Naciones Unidas a declarar que los próximos 10 años serán "la década del buen gobierno conjunto" para hacer que "la justicia y la belleza" prevalezcan en el tercer milenio.

Cuba reclama nuevo orden económico y político internacional
El canciller cubano, Bruno Rodríguez
Credito: TeleSUR
Naciones Unidas, 21 sep (PL) Cuba demandó hoy en la ONU un nuevo orden económico y político internacional, basado en los principios de solidaridad, justicia social, equidad y respeto a los derechos de los pueblos y de cada ser humano.
La demanda fue expuesta por el ministro cubano de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, al hablar ante el plenario de la cumbre convocada por Naciones Unidas sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).
El canciller afirmó que la falta de solución a los problemas más graves del desarrollo y a los padecimientos de miles de millones de personas que viven en la pobreza y el subdesarrollo afectará también a las sociedades industrializadas, en las cuales aumentan los desempleados y se expanden políticas migratorias salvajes.
También "tocará a las puertas de todos, sea por la vía de los flujos migratorios descontrolados e inmanejables, por medio de las enfermedades y las epidemias como consecuencia de los conflictos generados por la pobreza y el hambre, o como resultado de hechos hoy impredecibles", apuntó.
En contraste, destacó que las metas previstas en la Declaración del Milenio han sido cumplidas en Cuba prácticamente en su totalidad y en algunos casos superadas con creces.
Puntualizó que "nuestro compromiso rebasa las fronteras del país y ha permitido contribuir al desarrollo social de otras naciones del Tercer Mundo".
Rodríguez explicó que ese logro es resultado directo de una Revolución que ha puesto como prioridad el bienestar de la población, en un clima de equidad y justicia social, y de la sociedad que construimos, basada en la solidaridad.
"Un éxito logrado a pesar del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto al pueblo cubano, durante medio siglo, por el gobierno de los Estados Unidos", puntualizó.
El ministro cubano expresó satisfacción por los altos índices alcanzados por la Revolución Bolivariana en Venezuela, gracias a profundas políticas sociales desarrolladas por el presidente Hugo Chávez, pese a los intentos de desestabilización.
También saludó los significativos resultados presentados por Bolivia, Nicaragua y Ecuador a partir del compromiso y acción de sus gobiernos.
En la misma línea resaltó los avances de los países miembros de la Comunidad del Caribe, los niveles de cooperación e integración solidarios en la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América) y los resultados conseguidos por el gobierno de Brasil.
Precisó que esos progresos no han dependido de la ayuda internacional de los países desarrollados, la cual es casi inexistente, ni de cambios positivos en el orden económico global, que continúa siendo sumamente injusto y expoliador, a favor de los países ricos.
Al respecto señaló la profundización del intercambio desigual, la contracción de la asistencia oficial al desarrollo, la limitada y contraída transferencia de tecnología y las restricciones que persisten en los mercados de las economías más avanzadas para las exportaciones de los países pobres.
La deuda externa se ha pagado varias veces, pero se multiplica, y la desregulación y corrupción financiera en los países desarrollados provocaron una crisis global con consecuencias especialmente negativas para las economías subdesarrolladas, añadió.
También se refirió al aumento de la cantidad de personas que viven en la pobreza extrema y las que padecen hambre a nivel mundial y advirtió que en África Subsahariana y en partes de Asia esos males permanecen en niveles que hacen muy difícil su reducción.
El canciller cubano preguntó de qué cooperación internacional se habla cuando ni remotamente se alcanza el compromiso del 0,7 del Producto Interno Bruto (PIB) de las naciones desarrolladas como Asistencia Oficial al Desarrollo.
Cuando esos mismos países son los principales responsables de un gasto militar mundial que asciende 1,4 billones de dólares, lo que representa el 2,4 por ciento del PIB mundial, agregó. Asimismo, denunció la ausencia de voluntad política de los países desarrollados para llegar siquiera a compromisos sustanciales para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.
Más adelante, preguntó cómo albergar esperanzas de cumplir los ODM cuando se incrementan las referencias a la posibilidad de una agresión militar contra Irán, que, de producirse, provocará millones de muertes, afectará la vida de miles de millones de personas y agudizará el hambre y la pobreza en el planeta.
La ONU traicionará su razón de ser si no toma conciencia de estas realidades y actúa ahora, apuntó al insistir en la necesidad de un nuevo orden económico y político internacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los que envían los comentarios se hacen responsables por el contenido del mismo.